Puebleando

¡Lleve sus ricos y deliciosos tamales!

Todo el ritual que significa la celebración del Día de la Candelaria es resultado del sincretismo de dos culturas y religiones: la católica, cuando la Virgen María llevó al niño Jesús al templo, y la prehispánica, en la que llevaban tamales a los dioses. La tradición prehispánica establecía que se debía llevar un tributo de tamales al dios Tláloc, Chalchiuhtlicue (dioses del agua) y a los tlaloques (ayudantes del primero), quienes derramaban su lluvia sobre la tierra asegurando buenas cosechas.

La tradición prehispánica establecía que se debía llevar un tributo de tamales al dios Tláloc, Chalchiuhtlicue (dioses del agua) y a los tlaloques (ayudantes del primero), quienes derramaban su lluvia sobre la tierra asegurando buenas cosechas.
El sincretismo de ambas tradiciones tiene como resultado una tradición culinaria, la cual se puede leer gracias al cronista Bernardino de Sahagún. En sus escritos, se refiere a la gran variedad de tamales que se podían encontrar en los mercados de aquel entonces y que, incluso, estaban presentes en los banquetes de Moctezuma. Cuenta también que, con la llegada de los españoles, se les agregaron ingredientes traídos de Europa, tales como garbanzos, arroz, aceitunas, alcaparras, pasas y ciruelas.

Tamales, una tradición prehispánica

En México, existe una gran variedad de tamales, 500 para ser exactos. Tamales de dulce, verdes y mole, ricos tamales oaxaqueños… de cuál gusta, ¡pásele güerita!, señor, de cual le damos, ¡pásele!, son algunas de las frases con las que se ofrece este delicioso producto. Sin embargo, la receta y forma de preparar va a depender de cada lugar.

Algunos de los tamales más populares en México son:

  • Tamales de Campeche: hechos con una sofisticada salsa de chile guajillo, achiote, jitomate, ajo, cebolla y especias; su relleno es de masa y carne de puerco, aceitunas, alcaparras, pasas y almendras.
  • Tamales de salsa verde o salsa roja: se preparan con masa de maíz y se rellenan con carne de cerdo o pollo, salsa de tomate con chile verde o salsa de chile guajillo. Antes de ser cocidos al vapor, se envuelven en hoja de maíz.
  • Tamales oaxaqueños: se preparan con una capa delgada de masa de maíz y se rellenan con mole, salsa roja o verde, carne de cerdo o pollo deshebrado y se envuelven en hojas de plátano.
  • Tamales de dulce: en el centro del país se preparan con masa batida con manteca de cerdo, piloncillo, agua o azúcar, a la cual se le agregan pasas o trozos de fruta. Se cocinan al vapor y se envuelven en hojas de maíz.
  • Tamales canarios: originarios del estado de Michoacán. Se preparan con polvo de hornear, harina de arroz, leche, mantequilla, yemas de huevo, azúcar y pasas. Se envuelve en hojas de maíz y tienen un color amarillo.

Bibliografía

Enrique, V., 2017. El tamal en México. Breve historia. Arqueología Mexicana, octubre. Especial 76, pp. 8-21. Excelsior. (2018). Día de la Candelaria, la tradición mexicana que invita a la tamaliza. [en línea] Sitio web: https://www.excelsior.com.mx/nacional/2018/02/01/1217495. [Último acceso 18 de enero de 2021].

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado

Podría interesarte