Puebleando

¡Visita a la mariposa monarca!

El secreto no es correr detrás de las mariposas… es cuidar el jardín para que ellas vengan hacia ti.

-Mário Quintana

Cada año, uno de los eventos más espectaculares de la naturaleza tiene lugar en el territorio mexicano, nos referimos a la visita de la mariposa monarca a los bosques de encino, pino y oyameles, ubicados en los Bosques de Michoacán y el Estado de México. Aquí, la mariposa concluye su viaje de 4000 kilómetros desde Canadá y el Norte de Estados Unidos, donde fueron víctimas de predadores y viene a nuestro país para reposar sobre los mismos árboles que sus ancestros.

Declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad, la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca se localiza al oriente del estado de Michoacán en los límites con el poniente del estado de México, abarca los municipios de Temascalcingo, San Felipe del Progreso, Donato Guerra y Villa de Allende en el estado de México, y Contepec, Senguío, Angangueo, Ocampo, Zitácuaro, y Aporo en el estado de Michoacán.

Cabe señalar que el espectáculo de las monarcas se puede admirar desde el Área de Protección de Recursos Naturales Valle de Bravo y el Área de Protección de Flora y Fauna Nevado de Toluca, en el Estado de México, entre otros.

¿Cuándo es época de Mariposas?

 

En México, los hábitats de los lepidópteros permanecen abiertos al público de noviembre a marzo, según lo designe la autoridad, por lo que se recomienda visitar el Parador Turístico El Capulín y Macheros y Parador Turístico La Mesa. En el estado de Michoacán, se aconseja el Parador Turístico El Rosario, Centro de Cultura para la Conservación Sierra Chincua y Parador Turístico Senguio. 

Todos los santuarios cuentan con servicio de sanitarios, venta de comida tradicional, artesanías, recorridos a pie, en caballo y bicicleta, deportes extremos como tirolesa. Regularmente, la entrada a estos lugares ronda los 35 pesos con guía incluida, pero puede elevarse a los 80 o 100 pesos. 

Si piensas visitar la Reserva Monarca desde la Ciudad de México se puede ir por Toluca y se toma la autopista a Guadalajara. En Maravatío se desvían hacia Angangueo, y en una media hora llegas al santuario del Rosario y de Sierra Chincua. Otra opción, es visitar el Angangueo, a 150 kilómetros al oeste del Distrito Federal. Se llega desde Toluca y Valle de Bravo, en el estado de México, o desde Zitácuaro y Morelia, en Michoacán.

Cuando visites los santuarios de la Monarca procura seguir las reglas para el cuidado de estos pequeños animalitos. Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

 

  • Trata de respetar las reglas de la reserva, los propios ejidatarios te indicarán las recomendaciones para garantizar que las mariposas nos sigan visitando.
  • Usa ropa y zapatos cómodos, ya que es zona montañosa.
  • Las mariposas no son recuerdos que puedes llevar a casa, así que no trates de llevártelas, vivas o muertas, ¡está estrictamente prohibido!
  • Trata de no llevar aparatos de sonido (grabadora, radio, etc.) y mantén el volumen bajo de tu voz.
  • Recuerda que los santuarios son de todos, lleva contigo lo que trajiste, sobre todo la basura.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado

Podría interesarte